Nuestras últimas entradas en el blog…

img
0
65 DONOSTIA ZINEMALDIA – 65 FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN (repaso de Zigor)
IMG_5090

La edad de jubilación no siempre es la misma en todos los países del mundo. En nuestro entorno se asocia a los 65 años (aunque con las últimas reformas los 67 están ya cada vez más en boca de todos) y suele estar relacionada con el retiro, con el descanso, con la pensión, con quedarse a un lado de la llamada vida activa. Sin embargo, conozco muchas mujeres y muchos hombres que a los 65 años no piensan en retiros, no llegan a descansar como querrían, no tienen una pensión digna y ni siquiera se plantean ser menos activos. Todo esto viene a que nuestro querido Zinemaldi (Donostia Zinemaldia como nombre oficial) cumple en este 2017 los citados 65. Y muy lejos se ve su jubilación, porque sigue activo y muy dinámico. La ciudad se ve totalmente transformada durante nueve días (¿se recuperarán los 10 antiguos en un futuro?) y el paréntesis que se abre en ese plazo crea un ambiente inusual en las calles y plazas donostiarras. Al menos en el ecosistema festivalero que va del Kursaal al Victoria Eugenia, pasando por el Trueba y el Príncipe, claro.

El festival de este año nos ofrece todas las secciones habituales, incluyendo alguna que otra novedad (Glocal in Progress, creada para dar un espaldarazo “a películas europeas en lenguas no hegemónicas”, todo lo que no esté rodado “en alemán, español, francés, inglés, italiano y ruso”). Como hemos hecho en anteriores ocasiones, volvemos a la carga y haremos un repaso a las propuestas cinematográficas que entre el 22 y el 30 de septiembre convertirán en capital del cine a Donostia-San Sebastián. El 2016 ya es historia, aquí llega el 2017.

 

SECCIÓN OFICIAL

Cartel oficial 2017Si el año pasado fue una sección oficial con varias operas primas, éste sólo tenemos dos, y una a concurso (la rumana Soldaţii. Poveste din Ferentari / Soldiers. Story from Ferentari) y otra fuera de concurso (Marrowbone, el debut de Sergio S. Sánchez, guionista de El orfanato y Lo imposible). Como siempre, la variedad de la oferta en la sección es amplia, con 18 películas que compiten, 3 fuera de concurso y 4 proyecciones especiales. De todas ellas, hay algunas que se esperan con especial atención y ganas, como Handia, 2ª acometida de los de Moriarti (en esta ocasión Jon Garaño y Aitor Arregi como directores) en la carrera hacia la Concha de Oro tras su exitoso (que no premiado) paso de Loreak de hace tres años. La historia legendaria y casi mítica del llamado ‘Altzoko Aundiya’ recorre un periodo convulso de nuestra historia reciente, empezando desde la 1ª Guerra Carlista hasta unas décadas después. El tener a dos hermanos como protagonistas hará navegar a la narración por vericuetos emocionales a los que nos tienen acostumbrados los de Moriarti. Será una de las producciones del año, y dará mucho de qué hablar. Siguiendo la línea de las películas españolas hay dos que me llaman la atención. Una es El autor, la nueva y esperada película del director de Caníbal, Manuel Martín Cuenca, que se atreve con la adaptación de la primera novela de Javier Cercas, “El móvil”. En una historia de misterio en la que se mezclan la ficción imaginada por un autor y la realidad en la que al parecer influye, destacará su protagonista, el siempre efectivo Javier Gutiérrez. La otra película, Life and Nothing More / La vida y nada más, también es española, aunque transcurre en Florida, contándonos la lucha cotidiana de una familia afroamericana en una situación de marginalidad. Antonio Méndez Esparza presenta su segunda realización, , y si sigue en la línea concisa y cruda de su opera prima, Aquí y allá, creo que estamos ante un director a seguir.

 

Desde Europa también tenemos muchas propuestas. De Alemania puedo destacar Der Hauptmann/The Captain, de Robert Schwenke, un director que regresa a su país tras el periplo hollywoodiense (dos de las películas de la saga Divergente llevan su firma). En esta ocasión echa mano de la 2ª Guerra Mundial, concretamente su parte final, cuando los alemanes estaban casi derrotados y muchos de los soldados se veían obligados a hacer cosas impensables para poder sobrevivir. En esta ocasión, un traje de capitán ayudará a un desertor a huir con garantías, pero también le llevará por insospechados derroteros en una situación de verdadero caos. En coproducción austriaco-alemana, se presenta la última película de Barbara Albert, Licht/Mademoiselle Paradis, centrada en la vida de Maria Theresia von Paradis, una precoz y virtuosa pianista ciega, contemporánea de Mozart, en cuyo camino se cruzó Franz Mesmer, un doctor que intentó devolverle la vista. Al parecer, la cuestión de género, la ciencia enfrentada al arte o la juventud frente a la vejez, son algunos de los temas que trata. Por último, podemos citar la película de inauguración del festival, Submergence, lo nuevo del inagotable Wim Wenders, adaptando una novela de éxito y con un reparto a la moda (Alicia Vikander y James McAvoy). De Wenders hace tiempo que no esperamos con ansiedad sus películas de ficción (sus incursiones en el documental es lo mejor que ha hecho últimamente, como Buena Vista Social Club o La sal de la tierra), así que no estoy muy seguro de que un romance entre una biomatemática y un ingeniero hidráulico en un mundo globalizado, con secuestro yihadista de por medio, sea la mejor manera de volver a ser aquel realizador puntero del llamado Nuevo Cine Alemán.

 

Como siempre, tenemos varias películas francesas, entre las que sobre el papel no parece que haya un gran riesgo, pero que luego no spueden llegar a sorprender. En La Douleur se cuenta la búsqueda dolorosa de Marguerite Duras por encontrar a su marido, el también escritor Robert Antelme, que fue detenido y deportado a un campo de concentración en 1944. Tiene visos de ser un verdadero drama, veremos si para bien. De Francia también nos llega la que es la tercera visita del tándem Olivier Nakache y Éric Toledano al Zinemaldia, tras su estruendosa clausura en 2011 con la exitosa Intocable y su menos ruidoso paso de hace tres años con Samba. Le sens de la fête/C’est la vie! es su sexta colaboración juntos, con una rocambolesca boda y todos los enredos que en ella pueden crearse. Si el actor Jean-Pierre Bacri está como en sus mejores tiempos, las risas están garantizadas. La última francesa que va a concurso es la última realización del indefinible director japonés Nobuhiro Suwa, Le lion est mort ce soir. Será una de las películas que más extrañeza cree en el público, centrada en el fortuito (aunque no casual) encuentro generacional entre un actor veterano y un grupo de jóvenes que se quieren comer el mundo. Ya solo por ver a una leyenda de la Nouvelle-Vague como Jean-Pierre Léaud, la película merecerá la pena (por comentar, un Premio Donostia no le hubiera sobrado a este gran actor).

 

Si vamos a América, destacamos las dos películas que nos vienen de Argentina, Alanis y Una especie de familia. La primera es la quinta realización de Anahí Berneri, un drama de una joven madre bonaerense que se prostituye para sacar adelante su vida, y aunque intente luchar por ello, chocará con un sistema que, en vez de protegerla, la degrada y la margina. La segunda la dirige Daniel Burman (también es su quinta) y también acompaña otra lucha femenina, en este caso la de una joven doctora que, tras apalabrar una adopción, se enfrentará a una maraña de situaciones corruptas que harán que tome decisiones valientes pero al mismo tiempo extremadamente peligrosas. De nuevo la hipocresía de la sociedad reflejada en la desigual lucha de una mujer. Por cierto, esa mujer es Bárbara Lennie.

De Estados Unidos también tenemos algún que otro largometraje interesante. Matt Porterfield es un director de cine independiente nacido en Baltimore que ya sorprendió hace unos años con I Used to Be Darker (2013) y en esta ocasión nos trae Sollerspoint, en la que seguimos a un joven camello que intentará reintegrarse en la comunidad tras haber pasado por la cárcel. Puede sorprender. Y la que seguro que nos va a sorprender y también desternillar, va a ser The Disaster Artist, del actor venido a director James Franco (que nadie se sorprenda, tiene muchos cortos, documentales, largos, tanto como director como productor ejecutivo). Franco se introduce en la imposible historia del imposible rodaje de la imposible película The Room, del no menos imposible director-guionista-protagonista Tommy Wiseau. Rebordinos nos la ha presentado como plato previo en Tabakalera. Para los muy atrevidos (y con ganas de reír).

Del resto de películas a concurso me intrigan la griega Love Me Not (Alexandros Avranas), la belga Ni juge, ni soumise / So Help Me God (Jean Libon-Yves Hinant) y como proyecciones especiales (con el permiso de Schwarzenegger), el anime de este año, Uchiage Hanabi, Shita Kara Miruka? Yoko Kara Miruka? / Fireworks, Should We See It from the Side or the Bottom?, y lo último de Fernando Franco, Morir, que tiene toda la pinta de ser tan intensa y emotiva como La herida, y de nuevo con Marian Álvarez.

 

 

ZABALTEGI-TABAKALERA

squareTras empezar su andadura como sección competitiva el año pasado, parece que la zona abierta y variopinta que era Zabaltegi se fusiona definitivamente con la propuesta actual y de nuevos aires contemporáneos que ha emergido en Tabakalera. Así, nos encontramos con propuestas de todo tipo, como bien dice su presentación, “sin normas, ni limitaciones de estilo o tiempo”. Eso hace que el espectador que entre en cualquiera de las sesiones de la sección, se arriesgue siempre. Destaquemos algunas.

La última Palma de Oro esta vez no ha ido para Perlas, y es que la visión del sueco Ruben Östlund encaja más con los aires que soplan por Tabakalera (de hecho, ya tuvo un foco puesto en él). The Square no fue aclamada de forma entusiasta en Cannes, pero estoy seguro de que audacia y crítica a la hora de señalar nuestras vergüenzas sociales y culturales no faltarán. Inaugura la sección.

Dos de los grandes documentalistas de los últimos años también nos traen sus más recientes obras. El fotógrafo y cineasta Raymond Depardon se acerca siempre al ser humano desde una óptica de dignidad y su crítica a los hipócritas reglamentos que nos imponemos en nuestras construidas sociedades no suele dejar indiferente. Esta vez trae 12 jours, un documental que muestra a personas que, sin su consentimiento, pueden ser ingresadas en un psiquiátrico tras un periodo de doce días en el que un juez (y un doctor) decidirán al respecto. Depardon ya se ha acercado al tema de las enfermedades mentales en otras ocasiones, seguro que su visión no nos dejará indiferentes. El otro cineasta no necesita presentación, Frederick Wiseman es él en sí mismo toda un maestro del cine documental. Tiene 87 años y unos 50 acercándose a diversas instituciones de Estados Unidos y de otros países (hospitales, escuelas, universidades, museos, ballets,…) para mostrar una realidad, que tras la reconocida manipulación del ojo de cualquier documentalista, se presenta de lo más crítica. Es lo que hace en las más de tres horas que dura Ex Libris – The New York Public Library, su particular viaje por los recovecos de una de las instituciones culturales más valoradas en la ciudad de los rascacielos, y por ende, en Estados Unidos, la Biblioteca Pública de Nueva York.

Siguiendo con los documentales, me ha parecido especialmente atractivo el debut del actor Gustavo Salmerón, Muchos hijos, un mono y un castillo, recientemente premiado en Locarno. Todo buen documental suele atraer por algún personaje que se convierte en una especie de imán para la cámara y para la historia que se quiere contar. En este caso tenemos a Julita, la extraordinaria madre del propio director, que habiendo soñado tenerlo todo, tuvo todo. Una de los aspectos que más me han llamado la atención de este documental, es que parece que la propia Julita, clave en el documental, puede ser también la responsable de dinamitar el proyecto de su propio hijo. Esa lucha encarnizada entre lo que se pretende hacer y lo que la realidad te deja mostrar es uno de los conflictos más atractivos del cine documental.

Por último (no comento los cortos, aunque por ahí está Koldo Almandoz, que siempre merece la pena), destacar otros dos conocidos directores que aterrizan en esta sección, Philippe Garrel y Hong Sang-Soo. Del primero se hizo una retrospectiva completa en el Zinemaldia hace diez años, y esta vez trae L’amant d’un jour, que estuvo en la Quinzaine de Cannes. Rodada en blanco y negro, Garrel es uno de los últimos autores que mantienen cierto espíritu de la Nouvelle Vague, con historias sencillas, de relaciones amorosas y muy conversadas. Y el inconfundible Hong Sang-Soo vuelve a San Sebastián con Geu-Hu / The Day After, que ya concursó en Cannes y ha pasado por Toronto. Es un director del que se habla mucho, tanto para bien y para mal, y del que reconozco no haber visto nada aún. Una buena ocasión para hacerlo, y opinar.

 

PERLAS

Es una de las secciones que suelo esperar (y no creo ser el único) con más ganas. Evidentemente aquí se piensa mucho en el público, y no por casualidad de las películas de esta sección se elige el premio del respetable. Todas son propuestas que atraen, si nos basamos en los laureles y loas recibidos en otros festivales, y también si nos basamos en los nombres de los realizadores, que suelen ser célebres. De las 17 perlas de este año elegiré más o menos la mitad, por no extenderme demasiado, aceptando que las que no comento también tienen su interés.

 

  • Borg/McEnroe

borgmcenroe_04Una legendaria final entre dos jugadores de tenis legendarios. Ya se han hecho películas sobre históricos enfrentamientos deportivos (el boxeo es quizá el más recurrente), del tenis no recuerdo ninguno. El director de Armadillo, el danés Janus Metz, inauguró Toronto con esta película. Shia Labeouf como McEnroe será curioso de ver. No sé si bueno.

 

  • Happy End

Michael Haneke es un clásico de los festivales, y por Perlas ya ha pasado alguna que otra vez (La cinta blanca, Amor). Isabelle Huppert es habitual en sus últimas películas y su interpretación, que suele limitar entre la gelidez y la intensidad, encaja perfectamente en la forma del contar del austriaco. Otro actor que repite es el gran Jean-Louis Trintignant, y Matthieu Kassovitz se estrena con el director. De nuevo una familia burguesa, y de nuevo, un conflicto, esta vez, con la inmigración de fondo. Concursó en Cannes.

 

  • Mother!

Tanto se ha hablado de la última película de Mother!Darren Aronofsky que uno no sabe por dónde empezar. Con opiniones para todos los gustos. Hay quien la tilda de “endeble e irracional” o “deslumbrante en la superficie, pero nada debajo”, mientras que otros la ven como “un soplo de aire fresco entre tanta corrección política” o como “una experiencia cinematográfica de proporciones únicas”. El elenco es de campanillas (Jenniffer Lawrence, Javier Bardem, Michelle Pfeiffer, Ed Harris,…) y todo invita a que la propuesta puede resultar magnífica. Un thriller psicológico en lo que nada, ni nadie, son lo que parecen. De todas formas, recordemos que sólo hay una “semilla del diablo”.

 

  • Teströl És Lélekröl / On Body and Soul

Oso de oro en la Berlinale. Película húngara. Berlín siempre sorprendiendo con sus premios. La controvertida directora húngara de origen rumano Ildikó Enyedi cuenta la historia de dos trabajadores de un matadero que, aunque en principio no parezcan compartir nada, descubren que cada noche sueñan lo mismo, en un bosque nevado dos ciervos se frotan uno contra otro. ¿Esa unión onírica puede realizarse en un mundo despierto? Hay uniones en cuerpo y alma.

 

  • The Big Sick / La gran enfermedad del amor

Del festival de Sundance siempre nos llegan películas muy atractivas para el público, casi siempre centrándose en dramas intensos y sociales. Esta vez tenemos una comedia romántica, con un enredo intercultural e interracial de lo más jugoso para provocar situaciones hilarantes. Estas opciones suelen acercarse a las puntuaciones más altas para obtener el premio del público. Eso sí, obviemos el título en español, que no hace atractiva a la película, precisamente.

 

  • The Florida Project

The Florida ProjectEn la Quincena de Realizadores de Cannes se encuentran propuestas de lo más interesante y que a veces pasan desapercibidas por la larga sombra de las películas que luchan por la palma de oro. Según he oído comentar a varias personas, la última realización del estadounidense Sean Baker es de lo mejor que se ha podido ver en Cannes este año.
Eso hace que The Florida Project una de las verdaderas perlas de la sección, y si además vemos un argumento atractivo (con amarga crítica social), junto con un Willem Dafoe del que uno espera siempre una buena interpretación, no dudo a la hora de lanzarme a la piscina.

 

  • Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

Una madre luchadora cuya hija han asesinado, frustrada por la incompetencia de las autoridades a la hora de encontrar al asesino, es el punto de partida de esta historia. Con un descriptivo título, ya que la madre interpretada por Frances McDormand encargará tres anuncios en enormes vallas publicitarias, la película tiene todos los elementos para ser una de esas historias en las que una sola persona con mucho coraje y gallardía, se enfrenta a la pasividad del sistema y lucha por una justicia incompetente. Parece que Espartaco sigue vivo en Missouri.

 

  • Wonderstruck

wonderstruck_2Todd Haynes es uno de los directores que van a ofrecer clases magistrales en Tabakalera explicando su cine. El director de las magníficas Lejos del cielo y Carol adapta una fantástica historia de Brian Selznick (autor de “La invención de Hugo Cabret”) en las que los dos protagonistas, Ben y Rose, comparten vivencias a pesar de estar en años distintos, 1927 y 1977. Lo fantasioso de la propuesta resulta atractivo, veremos como el bueno de Haynes lo ha construido. Pasó por Cannes sin premio.

 

  • You Were Never Really Here

Termino con la película que en el último Cannes se llevó dos premios, el de mejor actor para el enorme Joaquin Phoenix y el de mejor guión para la propia directora, la escocesa Lynne Ramsay (Morvern Callar y Tenemos que hablar de Kevin). Una especie de justiciero vaga por las calles de la ciudad salvando a mujeres explotadas sexualmente hasta que alguien le encarga rescatar a una joven que ha desaparecido. Son claras las concomitancias con Taxi Driver. Intentaremos no comparar.

 

 

OTRAS SECCIONES

Como siempre pasa en el Zinemaldia, además de las secciones más mediáticas, hay mucho donde elegir: la consagrada Nuev@s Director@s, la no menos original visión que desde América Latina se da en Horizontes Latinos, el acercamiento a la pequeña pero interesante producción vasca en Zinemira, la a veces exclusividad de Culinary Zinema, el particular sentido de la aventura que impregna Savage Cinema, las propuestas populares del Velódromo, o la clásica retrospectiva sobre un director importante en la historia del cine (este año dedicada al enorme Joseph Losey). También hay mucho cine relacionado con la industria, con proyectos en desarrollo y necesitan del marco del festival para su terminación (Cine en construcción va por la 32ª edición y Glocal in Progress se estrena con tres producciones, entre ellas Dantza de Telmo Esnal) y por último, el XVI Encuentro Internacional de Estudiantes de Cine, con un día más este año y con muchos visos de relacionarse en un futuro no sólo con el Festival, sino con la Elías Querejeta Zine Eskola, el nuevo y ambicioso proyecto inserto en Tabakalera.

A continuación van recomendadas varias películas de algunas de estas secciones que me han llamado la atención, bien sea por su argumento, por su producción, por la implicación social que puedan tener, por su estética, por el riesgo tomado o por el reparto:

 

  • Apostasy (Nuev@s Director@s):

El debut del nacido en Manchester Dan Kokotajlo cuenta la historia de una familia de testigos de Jehová cuya aparente normalidad va a ser sacudida cuando una de las hijas de la familia sale del redil y empieza a cuestionar las estrictas normas a las que son sometidos. Habiendo sido testigo de Jehová, el director sabe muy bien de qué habla en un guión lógicamente firmado por él.

 

  • Alberto García-Alix. La línea de sombra (Nuev@s Director@s):

AlbertoGarcía-Alix.Lalíneadesombra_Fotopelícula_14995Nicolás Combarro es un gran conocedor del fotógrafo García-Alix, de quien últimamente ha comisariado varias exposiciones. En este documental biográfico podremos adentrarnos en las entrañas de la mirada del fotógrafo, con una estética muy cuidada en un portentoso blanco y negro.

 

  • Tigre (Nuev@s Director@s):

Dos directores, la argentina Silvina Schnicer y el barcelonés Ulises Porra Guardiola, debutan en el largo con esta película que transcurre en el misterioso y casi salvaje Delta del Tigre, al norte de Buenos Aires, una especie de Everglades al otro lado. El regreso de Rina, una mujer de 65 años, al lugar donde creció y su intención por conservar su casa con la ayuda de su hijo Facundo marcará la línea argumental de una trama llena de recovecos argumentales y paisajísticos. De atmósfera sugestiva, muchos ya la han comparado con La ciénaga de Lucrecia Martel.

 

  • Le semeur / The Sower (Nuev@s Director@s):

LeSemeur_TheSower_Fotopelícula_13393Marine Francen se estrena con una película que se adentra en la Francia rural del Segundo Imperio y pone el foco en un pueblo en el que los hombres fueron reprimidos tras un alzamiento republicano. Aisladas del mundo exterior, las mujeres del pueblo, tras un juramento de lo más sorprendente, aguardan la llegada de un hombre, que será compartido por todas. El controvertido texto original es un breve relato de Violette Alhaud, titulado significativamente “El hombre semen” (escrito en 1919 y no publicado hasta 2006).

 

  • Cocote (Horizontes Latinos):

Reciente ganador de la sección Signs of Life en Locarno, esta película dominicana narra el regreso de Christian, un jardinero evangélico, a su casa para asistir al funeral de su padre asesinado. El conflicto entre las diferentes creencias religiosas (su familia sigue practicando ritos ancestrales) tensará las ya de por sí tensas relaciones que el jardinero mantiene con su hermana. Violencia, corrupción y conflictos de clase enmarcados en un paisaje tropical pero amenazante.

 

  • La educación del rey (Horizontes Latinos):

LaeducacióndelRey_Fotopelícula_14975El debut del montador Santiago Esteves fue premiado el año pasado en Cine en Construcción 30 y, como suele ser habitual, nos llega tras finalizar su producción. La relación en principio improbable entre un joven delincuente en ciernes (Reynaldo, ‘Rey’) y el guardia de seguridad jubilado que lo atrapa (Carlos), es la base de esta historia que recuerda por trama a Gran Torino, aunque eso sí, en Mendoza, y sin Clint Eastwood.

 

  • La novia del desierto (Horizontes Latinos):

También ganadora de Cine en Construcción 31 (en Toulouse) y presentada en la sección Un certain regard de Cannes, las directoras Cecillia Atán y Valeria Pivato debutan con una road-movie a la argentina. La génesis de la película, según las directoras, está en querer mostrar el sentimiento de no pertenecer a un lugar, a través de un personaje, en este caso una mujer de más de 50 años interpretado por la chilena Paulina García (Gloria). Su huida hacia delante estará llena de obstáculos, pero en ese trayecto también encontrará quien le ayude, en este caso un vendedor ambulante llamado el Gringo, que pasará de ser un desconocido, a ser el salvavidas que andaba buscando.

 

  • Las hijas de abril (Horizontes Latinos):

Aprils-Daughter-Poster-703x520Michel Franco es uno de los actuales directores mexicanos más interesantes, junto a Amat Escalante o Carlos Reygadas (Alejandro González Iñarritu y Alfonso Cuarón ya están asentados en Hollywood) y en el Zinemaldi ya hemos visto algunas de sus películas más interesantes (Después de Lucía y Chronic). Esta vez cuenta la historia de Abril (Emma Suárez) y el problemática reencuentro con sus hijas, una de las cuaels está embarazada con 17 años. Conflicto generacional con tensiones emocionales aseguradas. Ganó el Premio del Jurado en Un certain regard.

 

  • Una mujer fantástica (Horizontes Latinos):

La película de inauguración de Horizontes es una de las dos películas que ha dirigido el chileno Sebastián Lelio este año (la otra, Disobedience, también se presenta en Toronto) y en esta ocasión cuenta el drama de Marina, una joven mujer transgénero, que luchará contra los prejuicios de una sociedad (y una familia, la de su amante muerto) que no sabe, y no quiere, aceptarla. Como referencias del director de Gloria, se habla de Almodóvar y Fassbinder. Veremos.

 

  • Converso (Zinemira):

Si la opera prima del navarro David Arratibel trataba con el sonido, el ruido y el silencio (Oirse), esta vez los tintes autobiográficos son totales, ya que se adentra en la firmeza de la fe católica que comparte toda su familia, menos él. El sonido seguirá siendo muy importante en este documental, en este caso a través de la música. Punto de Vista, Málaga y DocumentaMadrid han sido los festivales por donde ya ha pasado este interesante trabajo.

 

  • The Trip to Spain (Culinary Zinema):

TriptoSpainLa pareja de actores formada por Steve Coogan y Rob Brydon vuelve a la carga tras el éxito cosechado por sus anteriores películas gastronómicas (The Trip y The Trip to Italy), de nuevo bajo la batuta de Michael Winterbottom. Improvisación, imitaciones, comidas, charlas, esta vez por las regiones del estado español. Será curioso ver (y oir) qué opinan estos dos gamberros sobre algunos platos como la tortilla de patatas, los chipirones en su tinta o los callos.

 

  • CODA FINAL

img_25789Y para quien haya llegado hasta aquí, primero mi enhorabuena y mi agradecimiento, por haberlo hecho. Y segundo, una última sugerencia, el ciclo de Joseph Losey. Recomendaría todas y cada una de sus películas, porque las retrospectivas del festival es lo más parecido a una verdadera clase magistral de cine que uno puede encontrar, aunque no todas sean de la misma calidad. Una de las costumbres que tengo es intentar ver la primera y la última película del director/a de turno, no me pregunten por qué, creo que se ha convertido en una manía. De esa forma, la primera de Losey sería The Boy with Green Hair (1948) y la última Steaming (1985).

Entre ellas dos, unas 30 películas y algunos cortos para disfrutar y aprender. Por destacar alguna de ellas, aunque bien podrían ser otras:

  • M (1951): Nueva versión del clásico de Fritz Lang.
  • Eve (1962): Stanley Baker, Virna Lisi y Jeanne Moreau como protagonistas de un intenso triángulo amoroso.
  • The Servant (1963), Accident! (1967) y The Go-Between (1971): Las tres películas en las que colaboró el escritor Harold Pinter como guionista, destacando la primera de ellas, con Dirk Bogarde y James Fox como protagonistas.
  • Modesty Blaise (1966): Verle a Monica Vitti como agente secreto al más puro estilo James Bond ya llama la atención. Puro camp y pop.
  • Figures in a Landscape (1971): Dos hombres que huyen de un helicóptero en un paisaje desértico, todo bajo un sol abrasador. Robert Shaw (también guionista) y Malcolm McDowell son los protagonistas.


Zigor Etxebeste Gómez 

@zigore2001

Tags: ,